Analgésicos Narcóticos y Opioides

  • Genérico
  • Marca
  • buprenorfina
  • Butrans, Subutex
  •  
  • butorfanol
  • Stadol nasal spray
  •  
  • codeína
  • Codeine
  •  
  • fentanilo
  • Duragesic, Fentora, Actiq, Onsolis, Ionsys
  •  
  • hidromorfona
  • Dilaudid, Exalgo
  •  
  • levorfanol
  • Levo-Dromoran
  •  
  • meperidina
  • Demerol
  •  
  • metadona
  • Dolophine, Methadose
  •  
  • morfina
  • Kadian, MS Contin, MS IR, Oramorph, Roxanol
  •  
  • oxicodona
  • Roxicodone, OxyContin, Oxyfast
  •  
  • oximorfona
  • Opana, Opana ER
  •  
  • pentazocina
  • Talwin
  •  
  • propoxifeno
  • Darvon
  •  
  • tramadol
  • Ultram
  •  

Opioides naturales

Productos del opio, la morfina y la codeína 

Derivados puros, semi-sintéticos o totalmente sintéticos

Hidrocodona, metadona, oxicodona, y otros
 

Los siguientes productos usan una combinación de un opioide o narcótico junto con aspirina, Tylenol, u otro analgésico para tratar dolor leve a moderado. 

  • Anesxia 5/500
  • Capital with Codeine
  • Darvocet N 100
  • Darvocet N 50
  • E-Lor o Wygesic
  • Empirin o Phenaphen with Codeine #3
  • Empirin o Phenaphen with Codeine #4
  • Endocet
  • Fioricet with Codeine
  • Fiorinal with Codeine
  • Lorcet Plus
  • Lortab
  • Maxidone
  • Percocet
  • Percodan
  • Roxicet
  • Roxicet oral solution (contiene alcohol)

 

  • Roxiprin
  • Talacen
  • Talwin Compound
  • Tylenol with Codeine
  • Tylenol with Codeine syrup (contiene alcohol) 
  • Tylox
  • Vicodin
  • Vicodin ES
  • Zydone

 Los siguientes productos usan una combinación de un opioide o narcótico junto con un antagonista opioide que bloquea el sentimiento de embriaguez o elevación (“high”) que los opioides pueden producir si se usan de manera inapropiada. Estos medicamentos estan diseñados para prevenir el abuso de opioides mientras continúan siendo efectivos para proveer alivio al dolor cuando se usan adecuadamente siguiendo la prescrición médica.

  • Acurox
  • Embeda
  • Oxytrex
  • Suboxone
 

 



Mueva el cursor sobre los elementos resaltados en el texto de abajo para más información
 

Algunos de estos medicamentos son utilizados para controlar dolor agudo que puede ser de moderado a severo. Son normalmente utilizados solo para tratar este tipo de dolor—y por un periodo corto—debido a que tienden a desarrollar tolerancia fisiológica  (cada vez se necesita mas para obtener el mismo efecto analgésico) y dependencia fisiológica (genera síntomas de retirada si se suspende su uso abruptamente) conforme la cantidad y el tiempo de su uso aumnenta. Una excepción es el uso de opioides para aliviar el dolor crónico asociado con cáncer y otras enfermedades crónicas, donde la investigación ha mostrado que el abuso o la adicción a estos medicamentos rara vez ocurren. El dolor intenso y crónico ha sido tratado de manera insuficiente desde hace mucho tiempo en los Estados Unidos debido a la preocupacion irracional de que cualquier  persona a las que se le prescribe opioides va a desarrollar una adicción a estos, lo cual ha sido claramente comprobado que no es el caso.  Las personas con trastornos de uso de substancias necesitan tratamiento para el dolor así como cualquier otra persona. Los médicos están comenzando a prescribir opioides de manera appropiada para el manejo del dolor crónico de pacientes con cancer—especialmente fentanilo, oxicodona y metadona.

La metadona (Methadone) es un opioide sintético usado en programas para la desintoxicación de heroína, para ayudar a mantener la sobriedad en personas con trastornos de uso de heroína. Muchas personas que han sido adictas a la heroína han retornado a llevar una vida productiva gracias al tratamiento con metadona. La metadona también es frecuentemente usada para aliviar ciertos tipos de dolor específicos, especialmente en clínicas del dolor. El manejo del dolor crónico en una persona que abusa o es dependiente de los opiáceos es una de las tareas más difíciles en el área médica.

La Heroína es una droga de abuso.

 

 

Todos los analgésicos narcóticos y opioides tienen dosis (cantidades) y frecuencias específicas. El médico le especificará la cantidad exacta de medicamento y cuándo se debe tomar. La etiqueta del envase del medicamento debe tener esta información. Varios medicamentos narcóticos y opioides se toman dos o más veces al dia. La mayoría de estos medicamentos vienen en forma de tabletas, cápsulas o líquido. Son pocos los que se usan por medio de un aerosol nasal o por parches en la piel. Los narcóticos inyectables no aparecen listados pues por lo regular no suelen usarse fuera de hospitales.

 

 
  • Comezón/ Picazón
  • Contracción de las pupilas
  • Disminución de la respiración (respiración lenta)
  • Enrojecimiento y sudoración
  • Estreñimiento
  • Malestar estomacal
  • Problemas para pensar con claridad
  • Tolerancia
  • Visión borrosa

Cualquier efecto secundario que afecte al paciente debe informarse al médico y discutirlo con éste.

 

 

Convulsiones y/o paro cardiaco con dosis altas o sobredosis.

La sobredosis puede aumentar el pulso y provocar convulsiones seguidas por estado de coma o muerte.

La sobredosis puede oprimir los centros respiratorios del cerebro, provocando que se pierda la habilidad para respirar.

La sobredosis es siempre considerada una situación de emergencia médica, si esto sucede busque ayuda de inmediato.

 

 

Con los medicamentos narcóticos y opioides, existe la posibilidad de desarrollar tolerancia y dependencia, así como la posibilidad de abuso y graves reacciones de retirada (síntomas de abstinencia). Existen muchos medicamentos contra el dolor que no son adictivos y que se pueden usar una vez que se haya disminuido el dolor agudo.

 
  • Con el uso de medicamentos opioides existe la posibilidad de desarrollar tolerancia y dependencia.
  • Las personas que toman analgésicos narcóticos y opioides no deben incrementar su dosis a menos que haya sido consultado con su médico y el cambio haya sido ordenado por él.
  • Las personas que toman medicamentos narcóticos y opioides son particularmente vulnerables a consecuencias médicas adversas si usan al mismo tiempo alcohol y/o drogas ilegales, esto debido a que el alcohol y las drogas ilegales pueden incrementar el efecto sedante de los opioides.
  • Los médicos y farmacéuticos deben estar informados sobre todos los medicamentos que esté tomando la persona, y sus dosis, inclusive los que se venden sin receta, además de vitaminas y minerales, y suplementos herbales (como, St. John’s wort, echinacea, ginkgo, ginseng).
 

Todas las mujeres en edad de concebir que pudieran, o que piensan que pueden quedar embarazadas, deben hablar con su médico sobre la seguridad de utilizar este medicamento antes de empezar, continuar o descontinuar el tratamiento. Tanto la mujer embarazada como el bebé por nacer se pueden volver tolerantes y físicamente dependientes de los opioides. Esta posibilidad de desarrollar dependencia, así como la posibilidad de que se presente el síndrome de abstinencia deben ser tomadas en consideración. Los consejeros del abuso de substancias pueden jugar un papel muy importante en fomentar esta discusión al exhortar a sus clientes a que hablen con su médico.  Ver tratamiento del trastorno de uso de opioides para mayor información sobre el uso de metadona durante el embarazo.

 
Addiction Technology Transfer Center Network